lunes, 14 de agosto de 2017

Filosofía de la Psicodelia. Bosquejo de un anteproyecto


Dentro del post-humanismo (Haraway, Sloterdijk, Latour, etc), una de las corrientes principales del pensamiento actual, identifico algunos núcleos temáticos recurrentes: En un primer conjunto están los dilemas éticos del cyborg, donde podríamos incluir los rediseños de orden del ser humano cibernético y nanotecnológico al ser humano. Dilemas sobre la eugenesia, así como la exlcusión social y el elitismo de los que puedan frente a los que no puedan acceder a estas teconologías. Asociados a estos dilemas éticos están los dilemas antropológicos sobre la pregunta que es ser un ser humano.

En un segundo conjunto están los temas del cyber-espacio, de la internet, las identidades virtuales, la realidad virtual. Un tercer conjunto incluiría las cuestiones eco-éticas de la relación del los seres humanos con lo vivo, incluso con lo inorgánico. Un cuarto conjunto estaría referido a cuestiones epistemológicas sobre la des-subjetivización, o a-subjetivización, “la muerte del hombre”. Un quinto conjunto más político-económico-cultural aborda las implicaciones de la lógica post-capitalista.

Encuentro un vacío muy relevante dentro de esta colección de conjuntos de problemas, que viene a tener conexiones y bordes con todos los temas anteriores: el renacimiento de la investigación sobre los psicodélicos.

Si bien podría estar dentro del primer conjunto de estudios, sobre la tecnología y el ser humano cyborg, un pensamiento crítico de la ciencia psicodélica tiene gran diferencia y es el potencial de las implicaciones directas en la consciencia subjetiva y colectiva. Lo cual, por cierto, reactuliazará los debates sobre qué es la consciencia, qué es la psique, qué es la imaginación, en tiempos donde la metáfora del cerebro viene borrando dichos sentidos.

A la vez, la reflexión sobre los psicodelicos nos lleva a reflexiones sobre lo político, nos da otras llaves o pistas de lectura de la historia reciente, por ejemplo pensar la ilegalización de los psicodélicos en los años 70 en EU, y como se propaga o dicta o naturaliza esa misma ilegalización en los paises no-desarrolldos (o epistemologicamente y politamente colonizados). Cuestiones como la obediencia civil y la obediencia religiosa también son afectados por la cuestión psicodélica.

Mi interés no radica en los problemas que, desde la ciencia psicológica (desde sus distintos paradigmas), surgen con la investigación de los psicodélicos, como pueden ser sus implicaciones terepéuticas, el probelma psico-social de las adicciones o una psicología cultural de los psicodélicos.

Me interesa explorar las implicaciones estéticas, éticas y cosmológicas. Dice un testimonio de María Sabina: “Cuanto mas penetras el mundo de teonanácatl, mas cosas se ven. Y miras nuestro pasado y nuestro futuro como una sola cosa que ya se llevó a cabo, que ya sucedió. Veo caballos robados y ciudades enterradas cuya existencia es desconocida y que están a punto de salir a la luz. Veo y se millones de cosas. Conozco y veo a Dios: un inmenso reloj que palpita, esferas que giran alrededor y adentro de las estrellas la tierra, el universo entero, el día y la noche, el llanto y la sonrisa, la felicidad y el dolor. El que conoce hasta su fin el secreto de teonanácatl puede ver esa infinita maquinaria de reloj” (En Evans Shultes, Hofmann y Ralsch, 1979).

Así como las teorias post-estructuralistas nos muestran que la subjetividad es una construcción social espacio-temporal (histórica y localizada), las filosofías del proceso (Bergson, Whitehead, Deleuze) nos hablan de un mundo “sin” objetos, un mundo de devenires. Este universo de devenires y a-subjetivo coincide bien con los testimonios de las visiones psicodélicas. Así mismo un gran número de testimonios de las experiencias “controladas” con lsd, mdma, psicolocybina, yagé coinciden en una visión holística donde todo lo que ocurre es manifestación de lo mismo, donde además el tiempo y el espacio se presentan de modos alternativos. Incluso que esta realidad es un sueño dentro de un sueño supra-real y supra-mental. Todo esto, como decía anteriormente, tendrá implicaciones a nivel de la consciencia colectiva cuando tarde o temprano se puedan ofrecer estás sustancias de forma masiva y cada vez una mayor proporción de personas tenga acceso (o no, volviendo al conjunto de dilemas de la exclusión, el elitismo y la eugenesia) a estas visiones.

El post-humanismo no sólo no aborda, hasta ahora, estos fenómenos, si no que aún no desarrolla una lógica emergente que corresponda con dichas visiones. Las visiones psicodélicas nos llevan a pensar ( o repensar) las cosmologías modernas. Aún las morfologías de lo líquido (Zymunt Bauman) o de lo espumoso (Sloterdijk) estarían condicionadas y desarrolladas dentro de la “consciencia ordinaria” y para la “consciencia ordinaria”.

Existen antecedentes en un pensamiento contemporáneo desde y sobre la Psicodelia que sería necesario estudiar: Albert Hofmann y Timothy Leary, por ejemplo, en los años 70. Aldous Huxley (Las puertas de la percepción, años 50). Y especialmente el magnífico Terence McKenna en los años 90.

miércoles, 9 de agosto de 2017

Mientras voy leyendo El Kybalion (2)

Luego de leer algunas páginas y encontrar ese sabor o clima de libro esotérico que caracteriza el texto me pregunté de nuevo ¿quiénes son Los tres iniciados? Termino que se dan los autores anónimos del texto.
Basta una lectura de la entrada en español de Wikipedia sobre El Kybalion para informarse que el texto es muy probablemente un texto de la Sociedad Teosófica.
Fue publicado originalmente en francés en 1908.
La traducción al español se destino a un miembro fundador de la Sociedad Teosófica de Barcelona, Federico Climent Terrer.

Esto no afectaría la idea de lectura de El Kybalion como libro de la imaginación que me plantee en la primera publicación. Sin embargo si me desanima recordar el origen de este libro. Desde hace mucho tiempo que leí por primera vez un texto de la Teosofía he sentido cierta contrariedad, como que en términos de Star Wars hay algo del lado oscuro en sus textos y enseñanzas. Aún en Steiner siento esa vibración, ese sentimiento.

Recordé entonces que existe el Corpus Hermeticum (Textos herméticos) publicado por Gredos, y que también se encuentra ya en pdf en internet. Me parece mejor leer ese texto. Si el ánimo o la sintonía con Hermes y El Kybalion subsiste creo que me acerque a ese texto.

Consultas germinales, con quiénes, de qué se tratan

De qué se tratan, de poder escuchar la música de sí mismo cuando no la estás escuchando
de escuchar la música del espíritu cuando sólo te escuchas a tí mismo

Poder escuchar la música de sí mismo cuando no la estás escuchando... en este transito me encuentro especialmente con personas con historias de amor y con personas que se están repensando a sí mismas, su identidad

Ayudar a una persona a escucharse a sí misma es un oficio musical. Recuerdo una entrevista con el maestro guitarrista Luis Salinas donde el dice:
"Los años te enseñan a tocar lo que la música te pide, lo que la música necesita. Siempre digo que el mejor maestro es el propio tema, el que te dice lo que tenés que tocar".

Yo me acuerdo cuando estaba con Benson [debe referirse a George Benson, maestro guitarrista de jazz y uno de los guitarristas más admirados por Salinas] y él me dijo "tocáte algo"y eso fue cómo... y yo estaba que no sabía qué hacer. Me acuerdo que toqué una frase de él que me había costado muchísimo, muchas horas de sacar y a él le pareció simpático, nada más.
Entonces cuando tocamos una cosa de él, que me salió una nota de adentro, así que me salió, él me hizo así [un gesto de señalar] como diciendo 'eso es lo que quiero escuchar', quiero escuchar lo que a vos te salga, lo que sale de adentro [señalando del corazón hacia afuera].
Ellos saben cuando sale de adentro o cuando es una frase que vos decís bueno con esta frase me van a aplaudir...
Eso fue muy importante más lo que me dijo BB King en esa gira. Me dijo: Dios tiene que escuchar unos sonidos y decir 'Oh es Luis'
y eso llevado a cualquier instrumento me parece que es muy importante"

Así que mi orientación es ayudar a escuchar eso

Hay otro movimiento cuando nos hemos comenzado a encontrar, cuando el yo ya habla sobre el ego, sin embargo nuestro corazón presiente y nuestra consciencia sospecha de una sinfonía invisible

Como dice Salinas, si tocar lo que brota de corazón, pero dice al comienzo ""Los años te enseñan a tocar lo que la música te pide, lo que la música necesita. Siempre digo que el mejor maestro es el propio tema, el que te dice lo que tenés que tocar".

Tanto Yo y tanta escucha a nuestro sí mismo nos puede llegar a enredar y a confundir, porque lo que suena en la vida nos pide, sus temas nos dicen, el jamming invisble, la sinfonía invisible se manifiesta (y siempre se había manifestado, incluso cuando sólo veíamos nuestro ego, y también cuando pudimos vernos a nosotros mismos y "ser"

Es el tiempo en el que me encuentro con otras personas con las que es tiempo de escuchar la música del espíritu cuando sólo te escuchas a tí mismo.
ahora, ahí, las sesiones son para ser testigos comunes de la sinfonía, a través principalmente de la meditación y de un espacio de diálogo y pensamiento de ese otro saber que germina.

Veo el mismo transito de momentos en las reuniones germinales (espacios grupales de encuentro), tanto en los procesos individuales como en los colectivos. veo la necesidad de cultivar el yo y la escucha de corazón a corazón, cuando nuestro ego o nuestra emocionalidad nos define.
Y el estar en la sintonía de la alteridad, de la escucha y el cuidado, de sabernos ser testigos unos de los otros como universos originales y singulares como kinder para escuchar y tomar consciencia de la sinfonía y sus manifestaciones que ya estaban incluso antes de comenzar cada reunión

viernes, 4 de agosto de 2017

Mientras voy leyendo El Kybalion (1)

Mientras voy leyendo El Kybalion

Creo que aquí estoy poniendo en práctica un tipo de escritura que he ido conociendo en mis diarios y de la cual estoy avanzando en un blog dedicado a pensamientos o reflexiones escritas sobre o a partir de Derrida
Incluso pensé en registrar allí estos pensamientos escritos y apuntes sobre o durante la lectura de el Kybalion, pero algo me dice que no es el lugar

También contemplé hacerlo manuscrito pero también pienso en que es más práctico tenerlo de una vez digitalizado. Comencé el primer escrito en un documento de word y pensé que el blog germinal era un buen espacio para consignarlo.

*

De lo primero que quise escribir y que me llevó a comenzar este documento[1] con este primer texto es la historia de Hermes Trismegisto. Qué personaje tan asombroso del que nos cuenta o me cuenta este texto.
La cuestión no sería tanto repetir (y pienso en Deleuze y Diferencia y Repetición) lo que dice el libro.
Lo que pienso es que más allá del Hermes Trismegisto “histórico” lo que capto o con lo que me sugestiono, o lo que prefiero esta vez, es notar el personaje en la mente, en la imaginación.

Es que esta lectura de El Kybalion comienza por una reciente fumada de hierba, suave, dos plones apenas, pero que me ha hecho tener presente los estados psicodélicos. Estados que además he pensado que podría encontrar meditando juiciosamente y no he tenido la disciplina de meditar de forma más perseverante y comprobarlo. Debe ser posible. Pero hasta ahora sólo he conocido esos estados a través de psicoactivos. El mayor, más allá de todos, el Yagé. Pienso esta noche ¿en cuál es en la vida que estoy? ¿qué es esto que se me presenta como vida, como realidad? Hace dos días fueron suficientes dos plones para ver su relatividad, para ver la relatividad de mi visión cotidiana, ordinaria de la vida, pero a la vez cuestioné que sólo fuera una apariencia, sugestión, alteración de mi mente/cerebro por efectos de la sustancia y tal y como pensé en ese momento, pienso mientras escribo que eso puede ser a la vez una inercia de los discursos de la realidad ordinaria (aquellos además están muy de moda en el zeigeist actual, las neurociencias, etc.) más allá que puedan ser ciertos, coherentes, válidos lo son en esta estructura de la realidad. En estas condiciones de lo pensable y lo decible (como diría Foucault, la episteme). Desde estas condiciones de lo pensable y lo decible es una ilusión o una falacia pensar en una estructura de la realidad entre otras. Sólo existiría una. Mientras que en mi primera experiencia de Yagé tuve un tiempo entendiendo que esta realidad es un sueño real, aunque suene contradictoria para la lógica normal o el sentido común de dichos términos, esta realidad es una estructura entre otras, es un dial entre otros. Hubo unos momentos del retiro Vipassana que esta impresión o discernimiento reaparecía de una forma tenue.
Carlos Castaneda se refiere a esto también en sus libros sobre Don Juan Matus.
Es también el mensaje de los construccionistas sociales: la realidad es una construcción social.
Terence Mckenna también lo ha planteado.
Y pensando de nuevo en esa visión de hace dos días con la hierba, pensé que sería un buen momento para leer El kybalion. Pensé inicialmente en ver si habría videos de los taitas hablando de la realidad, de los niveles de consciencia, de las estructuras y supraestructuras de la imaginación o de la mente o de el espíritu. Pero no encontré y recordé El Kybalion, y sentipensé que era buen momento para leerlo.

Y comenzaba, el libro, hablando de un personaje fantástico [2], Hermes Trismegisto. Y pensé en escribir apuntes de reflexiones de esta lectura. Por ejemplo esta, que más allá de si es o no un personaje real en la historia (desde este plano de las cosas o como entendemos la Historia), en un plano fantástico, en una visión fantástica de la realidad como la que podemos también vislumbrar con los psicodélicos, el es un personaje real y genial.

Siguiendo a Bruner, en Realidad y mundos posibles, uno diría que es un personaje verosímil, un personaje literario, mítico.

Desde el punto de vista fantabuloso, fantástico, visionario, el, Hermes, existe.

Y eso último también es importante, él existe ahora, aunque haya existido en el relato hace miles de años, en el tiempo inmanente del campo visionario el existe ahora, aunque allá.




[1] Un documento es un texto en sí, pero a la vez puede tener muchos textos distintos y singulares dentro de sí mismo. En este caso, el documento es el archivo general de escritos sobre la lectura del kybalion. Pero cada “entrada” puedo considerarla un texto en sí o aparte.
[2] Así fantástico de admirable y maravilloso, y a la vez un personaje fantástico, fantabuloso, de la fantasía, de los profundos hilos o corrientes de la fantasía

lunes, 24 de julio de 2017

Replanteamientos de escuchar y de ser "alguien que sabe escuchar". Replantearme respecto a "lo germinal"

El ser reconocido como una persona que sabe escuchar también es algo que nutre un hilo de mi autoimagen, de mi ego.
Y eso, esa pauta, también "me llama" a ser un terapeuta, escuchante, persona que atiende consultas. Me lleva a reconocerme, justificarme, validarme, "aceptarme", "confiar en mí", tentarme, hipnotizarme con la idea.
También, como se ha manifestado en este blog, me lleva a reconocerme, justificarme, validarme, "aceptarme", "confiar en mí", tentarme, hipnotizarme con la idea de ser un autor que escribe sobre la escucha, autor que escribe sobre el mundo anímico que ha escuchado y reconocido en sí mismo y en otros a quienes ha escuchado, conocido.

También me doy cuenta, cada vez más, de la importancia de la meditación (específicamente, en mi experiencia, de la meditación anapaana sati) en el camino de captar nuestra naturaleza más profunda, la relatividad e incluso irrealidad de la "realidad" y del despertar de nuestra consciencia o a nuestra consciencia.

Cuando digo naturaleza más profunda, me refiero, más profunda no sólo que nuestro cuerpo, nuestro ego, si no más profunda a la persona que creemos ser, más profunda que la mente con la cual estamos tan identificados.

La escucha puede tener su momento, el "ser escuchado como persona", pero también puede distraer de captar, reconocer, avanzar en una mayor consciencia de lo que somos. Lleva mucho al yo. A estar bien consigo mismo, si, pero a subrayar esa mirada de sí mismo como persona, con todo lo que ello implica en la actualidad (tener sueños, realizarse, "que merece ser feliz", que es alguien o quiere llegara a ser alguien, etc), en especial al individualismo propio del ser persona.

Lo germinal ha estado relacionado en mis concepciones e intenciones del pasado, a lo que brota, al presente que brota, a lo que surge en un presente, pudiendo enfocarlo en la persona que escuchaba, si, y a la vez y con más interés lo que surge en ese encuentro o en ese presente de estar ahí reunidos, siendo testigo de la otra persona, o reunidos en una reunión germinal.

... no tengo tan claro lo que quiero escribir
es como si el escuchar, haya sido en mi caso una metáfora o un discurso muy conveniente para mi yo, para mi como persona, para mi en el sentido de mi imagen hacia otros que me importan o que me importa que me vean o escuchen así
ha sido una forma de captar lo germinal
y a la vez lo germinal, hablar de lo germinal, escribir de lo germinal, es parte de ese mismo juego o discurso con motivo de ser visto o entendido, verme y entenderme, de cierta forma, verme y ser visto como alguien que escucha, puede escuchar o sabe escuchar.

puede que sea o podría llegar a ser un buen concepto lo germinal
pero es algo a lo que me adhiero, me apego, me arraigo
si pienso en "podría dejar de identificarme con esto" hay un ruido en mi interior, apego
y eso no me gusta
y no puede ir con mi idea de sentido crítico

mientras que si al seguir escribiendo pienso en la meditación siento algo más libre, "extenso", despejado

y si vuelvo y pienso "dejar de seguir este blog", "dejar de ser lo germinal", sonrío, y pesa, e incomoda pensarlo,
pero eso me confirma una alarma, a que me despierte, me anima más a cuestionarlo, a separarme, a tomar distancia, a des-identificarme
... puede que haya llegado ese momento

domingo, 16 de julio de 2017

meditación anapanasati - es la práctica y la experiencia de la meditación, no información ni justificación en hallazgos de la ciencia, doctrinas o discursos

Es interesante conocer acerca del budismo, dado que la meditación anapanasati aparece en esta tradición. Así mismo los estudios actuales de mindfulness confirman y brindan un discurso sobre los beneficios de la meditación.
Sin embargo esas informaciones pueden confundir o desviar el camino de la meditación, que es un camino práctico.
Para conocer la meditación anapanasati y sus implicaciones en uno mismo sólo se puede saber meditando y meditando.

La meditación anapanasati y quizá toda auténtica práctica meditativa no debe depender de discursos o doctrinas, sino de la práctica misma y de la experiencia de esa práctica. Puede complementar la práctica conjunta y escuchar de las experiencias de otro practicante, pero el camino es realizado por cada uno en la práctica.

lunes, 19 de junio de 2017

meditación anapanasati - pregunta sobre la concentración y pensar

Pregunta
¿Cuando dices que debo concentrarme en la nariz se trata de pensar en la nariz?

Respuesta
No.
Es cierto que la mayoría de las veces cuando hablamos de concentrarnos, se refiere por ejemplo a concentrarnos en una lectura o en una película, o concentrarnos, en clase, en lo que nos están explicando. O cuando estamos resolviendo una pregunta o un problema. Todos esos ejemplos implican pensar. Pensar de forma focalizada. Estar concentrado.

En el caso de la técnica de meditación anapasati, se trata de concentrarse en las sensaciones que se tienen o se sienten en la zona de la nariz (el borde de las fosas nasales, el interior de las fosas nasales, la zona del bigote, el borde del labio superior).

Hay una concentración de la atención y no del pensar.

Pregunta
Sin embargo los pensamientos siguen...

Respuesta
Si. Los pensamientos seguirán. La idea es que los dejes estar, pero no pongas o dediques tu atención a ellos sino que trates de tener tu atención en cualquier sensación que tengas en la zona indicada.
No trates de tener la mente en blanco o de controlar la mente. En esta técnica de meditación eso es distracción. La atención sólo debe estar en la zona indicada.





Pregunta
En algunas ocasiones se forma en mi mente una imagen de la nariz o de la zona donde estoy teniendo las sensaciones.

Respuesta
Si. Esto comienza a suceder. También es una distracción porque entonces nuestra atención está con la imagen mental y no en o con las sensaciones.

La técnica consiste en focalizar la atención en las sensaciones que aparecen en la zona indicada, especialmente el aire que pasa, el aire que entra y el aire que sale.


Ref. Ilustración de Billy Shannon